Una web sobre les noies invisibles de la fractura digital de gA?nere
Cerca

Tienes que sentir que estás lista para tirar adelante

Vine a Reino Unido porque una compañera de con quien hice mi tesis me habló de una oportunidad de venir aquí, trabajando aquí, dando clases. Era una mujer, y tengo una buena relación con ella. Tenía una actitud maternal con los estudiantes y es fácil trabajar con ella. Entonces me dijo que había esta oportunidad para hacer el doctorado y apliqué para becas y todo eso. Estaba interesada en la investigación que se hacía aquí, que era el mismo tema que lo que usé para mi tesis de grado y todo fue muy bien.

Trabajé con ese catedrático mucho tiempo, porque seguí investigando con él después de mi PhD, unos 5 años. Era egipcio trabajando en Reino Unido, yo era mujer. Y bueno, estuvo bien, pero me pedía que preparara el té, y no se lo pedía a nadie más en el grupo. Pensé, “Vale, voy a hacer el té, pero…”. Él decía “Seguro que no te importa?”, pero que podía decir… ¿”Sí, me importa”?. Era sólo cuando estábamos solos, porque no quería que otra gente pensara que estaba explotada… Son pequeñas cosas… porque cuando hablábamos de trabajo, era la investigación y nada más. Pero son las pequeñas cosas que no es agradable, lidias con ello pero, lo notas… “Lo haces muy bien!”, “¡Es sólo la bolsa de té, y agua!” Quiero decir…

Después de esta etapa, al principio había la idea de mi director de venir a esta otra ciudad para empezar un grupo juntos, junto con otros de su grupo original de investigación. Él fue el primero en conseguir una plaza aquí, pero al final nunca vino. Yo apliqué después, cuando se suponía que él venía, y empezé a trabajar aquí. Y aún se suponía que venía, pero después de unos meses ya fue obvio que no iba a venir, volvió a Egipto, en otro trabajo, y yo me quedé aquí.

Cuando vine aquí todo era completamente nuevo: enseñar, nuevos compañeros, todo un reto al principio, en otra lengua… Claro, en una clase, mayoría de ingleses, de grado, mayoría hombres… Pues tienes que probar que puedes, que tienes calidad. Sabes lo que están esperando, eres conciente de ello, tienes que prepararte muy bien, y tienes que dar la clase de algo completamente diferente a lo que estás haciendo… Que es muy diferente de un congreso, donde hablas de lo que estás haciendo y sólo presentas tu trabajo. Era algo completamente diferente, que tienes que decir a chicos de 18 años, que no tienen ni idea de lo que hablas, es duro… Aprendí después de mi primera clase, estuvo bien pero, no estaba realmente enseñando, estaba más bien presentando o dando una conferencia, que es diferente, y cuando vi eso, mi segundo año fue mejor…

Y también recuerdo este tema de que soy chica, en el momento de dar mi primera clase… Tienes que caminar en el anfiteatro, bajar, y… La clase no sabe quién viene, es el primer año, tienen dieciocho o diecinueve años, y llego yo, con todos esos chicos, con unas pocas chicas… Oyes comentarios y dices, “Vale, no me va a entrar el pánico, es mi primera clase”, ha, ha… pero lo sabes…

En la investigación, para mi fue una sorpresa porque se suponía que haríamos algo juntos con el catedrático, y en esta universidad no tienen investigación en fotónica. Entonces fue difícil para mi empezar, porque no había laboratorio de lo que hacía, no había equipo, y la razón de venir era la investigación, entonces “estoy como sola”…

Además tengo que rendir cuentas, soy parte de un instituto, y no sólo tengo que hacer investigación como parte del departamento, sino tambén para el instituto, y tengo que producir, no tengo opción. Entonces fue un comienzo realmente difícil, mi primer año fue horrible! Buscar colaboraciones también…  Lo peor es que el investigador que tenía que venir de parte de mi director, vino, mi director no, y la universidad le había dado a él la plaza. Pero el otro sí vino, y entonces tuve que trabajar con él, compartir con él lo que estaba haciendo… Lo raro fue que, en términos de CV, artículos, etc. él era más senior que yo, y yo tenía que decirle qué hacer… Conocía muy bien el tema, también era PhD como yo con el mismo director, en el mismo grupo original, la misma cosa, pero él empezó un año antes, y yo era la nueva, entonces incluso me supervisó cuando empecé… Entonces era muy raro, fue realmente desagradable: mujer, más joven, menos experta que él… Traté de lidiar con la situación pero fue desagradable, el tiempo que estuvo aquí, un año, fue muy duro, tratando con él, enseñando, mediando con el departamento por esta situación… Pero tenía que hacerlo… y  si hubiera sido hombre, en la misma situación, creo que hubiera sido un poco más fácil, incómodo, pero un poco más fácil…

Es un poco mejor ahora… escribiendo, presentando proyectos, buscando financiamiento… Estoy colaborando con alguna gente ahora que hacen cosas que tienen alguna relación con lo que hago. Entonces es un poco mejor, estoy haciendo algo por mi misma. En noviembre voy a tener un ayudante, alguien que encontré a través del instituto. Siempre es duro, pero está yendo mucho mejor, creo que ya pasé página de esos primeros años, esa clase de terremoto.

Siempre pensé que sería difícil, que sería un reto, pero me gustan los retos. Cuando hago algo nuevo, cuando consigo lo que… Cuando produces algo, siento que vale. Me gusta tener nuevos retos, probablemente los primeros años fueron realmente muy duros, demasiado… no le deseo a nadie tener un año como cuando comencé. Pero ahora, que está todo más instalado, aún con retos, está bien para mi. Tienes la sensación que has hecho algo que quieres. Probablemente si no haces nunca nada de lo que no estés un poco insegura, nunca consigues sentir eso cuando finalmente lo consigues. Tienes que sentir que estás lista para tirar adelante, si todo fuera seguro…

Creo que lo que las mujeres piensan sobre las carreras, el futuro, siempre es… Si quieres carrera, hijos, familia, que es natural, probablemente no podrás estar siempre en la academia, tener un espacio. Si realmente quieres dedicarle tiempo a la familia y los niños… Pero dejar tu tema, tu campo, no creo que me vaya a pasar nunca…  Realmente me sorprendí de que las mujeres estuvieran desapareciendo de estos ámbitos porque creí que en realidad era al contrario, que estaban aumentando en todos los campos. ¡Es muy extraño! Es extraño porque una piensa que progresamos, que las mujeres tienen menos barreras… es cierto que hay pocas alumnas, pero pensaba que era pasajero… En mi época, informática era mucho mejor que ingeniería, había muchas más mujeres que en electrónica

Silvia, …. anys, Doctora en Enginyeria Informàtica, professora i investigadora de Computació a la Universitat. 

Pivoting to a new formula so what is the admission essay service answer